Las   comunicaciones   ferroviarias   en    Zamora

 

   La provincia de Zamora está atravesada por Ferrocarril de Norte a  Sur por la Ruta de la Plata, de Zamora hacia Astorga y de Zamora a Salamanca. De Noroeste a Este por las Líneas  de Zamora a Medina del Campo y de Zamora a Orense.

   En lo que a Ferrocarriles se refiere, la provincia de Zamora no se encuentra en una situación favorable. Actualmente el Eje Norte - Sur que atraviesa la provincia, (Ruta de la Plata) se halla cerrado desde el año 1985, y desde entonces se ha especulado mucho acerca de su reapertura y su mas que certera rentabilidad. Los antiguos Ferrocarriles de Vía Estrecha que en una pequeña parte tocaban a nuestra provincia, son historia desde hace muchos años, y de ellos no queda mas que vestigios de terraplenes, trincheras y algún edificio que nos recuerdan parte de ese pasado.
   Por otra parte, la Línea Medina-Zamora y la de Zamora-Orense mantienen un ínfimo tráfico de circulaciones, casi exclusivamente de viajeros.

   A pesar de todo, en su momento Zamora no dejó de merecer la atención de algunos gobernantes que pretendieron favorecerla con diferentes proyectos, a pesar de que en muchos casos dichos proyectos no pasaban de la categoría de intentos, y en ocasiones llegaran a frustrarse inexplicablemente.  

   Ejemplos de estos proyectos son el Ferrocarril de Toro a Rioseco, de cuyas obras fue concesionario D. Francisco Mazarrín, que tuvo en Toro un Periódico con Imprenta propia a mediados del Siglo XIX. Los trabajos de dicho Ferrocarril se inauguraron con toda solemnidad en el año 1869, disponiéndose para su inicio trenes especiales desde Madrid, Valladolid, Zamora y Medina del Campo, congregando en la ciudad de Toro un buen número de autoridades e invitados, aunque las obras no continuaron mas allá...
   Otro tanto ocurrió con el Proyecto de Valladolid - Cubo del Vino, cuyas obras fueron inauguradas con idéntico infortunio.

   En cambio en el año 1862, siendo Ministro de Fomento el ilustre zamorano don Claudio Moyano, se concedió a Zamora la Línea férrea de Medina del Campo; y constituida la Compañía concesionaria de las obras, el 20 de Marzo de 1864, pudo inaugurarse este Ferrocarril con el paso de la primera Locomotora que produjo el consiguiente regocijo local y provincial; para ello pocos días antes, había terminado de construirse la  primitiva Estación.
   El propósito ya desde un principio era continuar esta línea hacia Galicia para llegar hasta el Puerto de Vigo. De hecho, en 1866  D. Domingo Magán y D. Lorenzo Blázquez solicitaron y obtuvieron autorización para los estudios que apenas se iniciaron de un Ferrocarril de Zamora a Puebla de Sanabria.  La expansión del Ferrocarril hacia el Noroeste sin embargo, tardaría todavía muchos años en materializarse.

   Poco después, en 1878 y por una Ley especial, (a raíz de la firma de unos documentos vinculantes en París el 17 de Julio de 1877) se concedió la Línea férrea de Zamora a Astorga pasando por Benavente, constituyendo este tramo con el de Zamora - Plasencia, la llamada Línea de la Transversal. 

   En cuanto a los Ferrocarriles de Vía Estrecha, decir que por  nuestra provincia discurrían 15 kilómetros que pertenecían a la Línea de Medina de Rioseco a Palanquinos, (de la Compañía de los Ferrocarriles Secundarios de Castilla) Línea que atravesaba las localidades de Castroverde de Campos y de Villanueva del Campo.

   Para la construcción de los Saltos Hidroeléctricos de la provincia de Zamora, el Ferrocarril tuvo también un importante papel. Trazas de estos pequeños Ferrocarriles se conservan en los Saltos de Moncabril, Castro de Alcañices y Ricobayo, donde la  Compañía  " Saltos del Duero "  llegó a contar con su propia división de Ferrocarriles.